miércoles, 19 de diciembre de 2007

Dolores

Todo lo que sucede, sucede por una razón

Gabriel García Márquez


¿Y donde estaba Dios cuando el holocausto? Es lo primero que me viene a la mente cuando leo este tipo de frases. Y ya no hablando de los desmanes que existen en este mundo y que ocurren en masa. Pensando en cosas que ocurren a nivel individual, ¿cual es la razón por la que alguien deba padecer una dura y larga enfermedad? ¿Porqué alguien tiene que vivir buena parte de su vida sumido en un profundo dolor? Hay quien no sabe del dolor, y hay quien se cree que ha sufrido lo suficiente. En cualquier caso se trata de una injusticia de Dios, que nos dice que amemos al prójimo como a nosotros mismos y le trae dolores a quien merece una cosa mejor. Yo amo al prójimo, lo que no se es si amo tanto a Dios.

lunes, 17 de diciembre de 2007

Destino

Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú.

Dale Carnegie


Y es que el ser uno mismo cuesta tanto, trae tantos problemas... Hace unos meses interrumpí los posts de los Cuentos de Gaia, ¿porqué lo habré hecho? Pues lo hice por la "falta de audiencia"... resulta que con el tiempo el Blog ha llegado a tener más de 100 visitantes diarios, así que hoy decido retomarlo. Y lo retomo con un cuento sobre el destino, ese que vamos hilando y con el que se va conformando la trama de nuestra vida. No es bueno dejarse llevar por los demás, no es así que se debe hilar el destino. Hay que ser uno mismo, y entonces llegará el destino verdadero, el que sea, pero el auténtico.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Libros

Nunca escribo mi nombre en los libros que compro hasta después de haberlos leído, porque sólo entonces puedo llamarlos míos.

Carlo Dossi


Y es que tengo tan pocos libros... Toda la vida no me alcanzaría para leer los que quisiera ya haberme leído. En otros tiempos, hace unos años, descendía por ciertas escaleras mecánicas pensando que en unos pocos meses iba a tener que abandonar aquel paraíso de libertad. Pensé que volvería al libro prestado, que iba de mano en mano y que llegaba a mi después de una larga espera. Pues no regresé, el paraíso sigue a mi alcance, lo que si he desperdiciado el tiempo en otras cosas... aunque nunca el tiempo es perdido... Aun puedo hacerlos míos.

jueves, 29 de noviembre de 2007

Suicidio abanderado

Una bandera atraviesa los pasos de una montaña. Y desde la ciudad todos la miran preguntándose si la perderán. La bandera se aleja y el silencio se apodera de toda la ciudad. La bandera desaparecía a toda velocidad. Las coronas de los reyes se fundían. Y se sublimaba la sal. Aquel punto a lo lejos retomaba su valía. Pero el azul del cielo se tornaba cada vez más de rojo infernal. El oro desterró a la bandera. Y desde el punto más alto se lanzó hacia el mar. El país se quedó sin tiempo. La cultura dejó de hacer amistad. Lo supieron muy tarde, a la hora de callar. La vista se volvió tinieblas. Y con el paro del tiempo, la inmovilidad. El oro siguió en los bolsillos. Y se vieron enterrar. Terminaba la construcción de los sueños. El último cero repicaba la señal. Y es que bandera no es guerra. Es otra cosa muy difícil de valorar. Bandera somos nosotros. Con aquellos que no tienen paz. Bandera es la bonanza. Bandera es solidaridad. Bandera también es el idioma. Y bandera es el andar. Bandera es sonrisa. Bandera no es negatividad. Bandera es lo que es. Y sin embargo hay desprecio. Hay desdén. Hay egoísmo. Hay superficialidad. Hay doble moral. Hay avaricia. Una bandera sueña con el mar.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Quizás

Se sentía como en una pecera. Inferior a los demás. Incapaz de comunicarse. No sabía que en el mundo habían millones que deseaban el encuentro. No sabía que prácticamente nadie está libre de problemas.
Lo abrumaba su soledad. Sonreía con desgano. Pero intentaba regalarla. Intentaba compartir. Buscando siempre una señal. Mirando alrededor por si en algún rincón aparecía la voz que lo sacara de su martirio.
Su futuro en las nubes. Como una puerta a medio cerrar. Lo veía allá, lejos y gris, y temía que un día lloviera para nunca escampar. Por eso también sonreía al cielo. Aparentando ser feliz. Como diciéndole: No, no lluevas, necesito tiempo.
Pero el sabía que nada se puede hacer cuando el cielo decide. Y es el cielo quien determina cómo y cuánto se llueve. No obstante le regalaba su sonrisa. Pensando que a pesar de su pecera él podía gobernar. Quizás tenga razón. Quizás el cielo le de tiempo a levantar.
Nunca se sabe... quizás, quizás, quizás.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Almas

Y pasamos a la condensación de las almas. Donde las almas solitarias encuentran finalmente a otras afines y se unen definitivamente formando un solo vuelo. Hasta ese momento eran entes sin tiempo que vagaban en el mas profundo desamparo. Hasta ese momento se preguntaban el porqué de su aparente castigo. No comprendían su condena al invierno. Les tocaba ir de sitio en sitio experimentando la peor de las dimensiones. Pero afortunadamente llegó el día del encuentro. Ese día se acabaron las preguntas. Comprendieron que solo habían vivido un período de aprendizaje. Ya no necesitaban respuestas. Encuentro y condensación dieron lugar a una nueva apariencia. A partir de ese momento observaban a las otras, que parecían tan vitales, y en realidad eran moribundas. El amparo de estas almas era solo en apariencias. Y la supuesta primavera en realidad era de hojas muertas. Esas almas tan felices y tan llenas de pobreza. Esas que no miraban a aquellas otras almas en pena. Que creían que alimentaban a sus crías siempre sedientas. Y se alejaban del mundo porque lo suyo solo eran las cosas buenas. Pobres almas aparentes que viven en noche eterna. Vivan aquellas almas que sufren mientras esperan.

lunes, 15 de octubre de 2007

Consenso

Si existiera el consenso del despertar... El nuevo día se abriría a una nueva realidad consensuada. Los nuevos pasos se acercarían a un nuevo sitio de felicidad. El diario acontecer tendría como fin el encuentro con aquellos que hoy desconocemos. Aquellos desconocidos con los que tropezamos día a día sin saberlo. Y las manos se estrecharían sin temor. Sabríamos que al final del viaje nos esperan otras manos amigas en vez de la soledad. Se acabarían las prisas y siempre habría alguien dispuesto a ayudarnos en nuestro caminar. La bondad saldría de su lugar agazapado. Y la mirada adquiriría un brillo trascendente para todos. Las faldas serían colorido en vez de sexualidad. En general los vestidos todos. Y la piel sería patrimonio de más de uno, en vez de guardarse solamente para mejores ocasiones. Desaparecería el egoísmo. Y con él los padeceres que trae consigo. El despertar consensuado solo traería un millón de amistades. Traería desayunos en la cama no necesariamente sensuales. Es algo que se me ocurre, imposible, por supuesto, pero ayudaría a ver la hermosura en cada cual. Y veríamos que no es de Jesús el absoluto de la divinidad. El despertar consensuado podría ser la vía de la libertad.

viernes, 5 de octubre de 2007

Confesando

Dije que estas son pequeñas piedras de las que me voy desprendiendo. Son piedras en forma de palabras, pues un día decidí establecer mi propio confesionario y decirle al mundo lo que necesito. Cada piedra adorna mi confesionario, y que cada cual juzgue, según su criterio, la presencia, o impresencia, de mi retablo. Aquí están mis verdades, y toda mi bondad. Aquí están los obstáculos que nunca vencí, las frases que no grité, la seguridad de mi camino. Aquí está mi ventana abierta, para que mis amigos se asomen y tomen el calor de mi hoguera. Aquí están mis historias, buenas o malas, pero mías; las historias de alguien que anda su camino con independencia de las felicidades ajenas. Aquí hay una parte de mi vida, aquí todo se dice con amor, y a veces con el sufrimiento de quien aun no lo ha encontrado. Los quejidos y equivocaciones. Los infantilismos. Una concepción del mundo. Aquí estoy yo. Que me siento en el teclado a decir casi siempre lo que me sale del corazón. Y estaré. Aquí quizás envejezca. Y ojalá no tenga que seguir esperando. Espero que Dios ponga en mi camino aquello que tanto busco. Mi oración en mi confesionario en el que tú estás al otro lado. Es esta, y todas.

domingo, 30 de septiembre de 2007

Son desangrado

Un corazón quiso saltar un pozo
confiado en la proeza de su sangre
y hoy se le escucha delirar de hambre
en el oscuro fondo de su gozo.

El corazón se ahogaba de ternura
de ganas de vivir multiplicado
y hoy es un corazón tan inspirado
que ha conseguido morir de
que ha conseguido morir de
que ha conseguido morir de cordura.

Hablo de un corazón que se defiende
de su vieja, usada maquinaria
hablo de un parto en una funeraria
hablo de un corazón que no comprende.

Hablo de un corazón tan estrujado
tan pequeñín, tan torpe, tan quien sabe
que en su torrente casi todo cabe
sea real o sea ima...
sea real o sea imaginado.

Al corazón le faltaba su oreja
y amaba distraído por la calle
estrangulando con pasión un talle
e incapaz de notar alguna queja.

El corazón de torpe primavera
hizo que le injertaran el oído

y tanta maldición oyó que ha ido
a que le den de nuevo su...

a que le den de nuevo su sordera.

Silvio Rodríguez

jueves, 27 de septiembre de 2007

Premio al Blog Solidario

La princesa, desde El Color del Cristal, me ha otorgado el Premio al Blog Solidario. ¿Qué puedo decir yo? Pues en primer lugar agradecérselo, somos buenos amigos blogueros y también en la vida real. Pero quiero ver el premio como algo fuera de nuestra amistad, el premio es a la pasión, que a veces me desordena, pero que está ahí para aquellos que día a día vienen a descubrir el trocito de piedra del que me he zafado. A todos muchas gracias... y claro! A mi princesa!!!

Como norma debo darle el premio a otros siete Blogs, ahí van:

1-Breaking the Midnight
2-Corazón de Zanahoria
3-Blog de Alma
4-Escritos de Paola Monti K.
5-Crecer sin Dios
6-2 Corcheas
7-Die Distortën Laboratorien, Eh?

domingo, 16 de septiembre de 2007

El sabio

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice
Aristóteles

Me imagino que no soy el único que cuando lee algo así se detiene a pensar si por casualidad cumple las condiciones para el sabio. Y entonces en el caso de que uno concuerde con la forma del sabio ya de antemano cayó en la tontería de preguntarselo, por lo que toda duda queda despejada, pues el sabio ni se lo pregunta. De cualquier manera sería bueno pensar todo lo que se dice y parecer sabio al menos por un momento, además de que puede que los demás no se enteren. Qué bonito sería el mundo si no dijéramos ciertas cosas de las que luego nos podemos arrepentir. Y entonces todos estaríamos sin dudas a un paso menos de la sabiduría del verdadero sabio, aunque lejos aun.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Basta ya

Una melodía en escala menor puede ser aquella sobre el amor no correspondido. Y tanta escala menor repetida puede llevar a la locura. El tema recurrente de la locura puede hacer pensar que no hay espacio a la razón o a la cordura.
Pero es que la cordura del loco pasa tan desapercibida que a pesar de que este sea su estado casi normal al pobre loco ya lo ven loco aunque lo invada la razón. La escala mayor también es síntoma de locura.
Y la escala mayor cuando se rompe da lugar a estados de efervescente conciencia que hace que los cuerdos teman al loco como nunca. Esta efervescente conciencia hace que quien lo sufre no se dé ni cuenta de lo que le está ocurriendo.
Y el temor de los demás puede hacer que el estado se agrave. No se ni porqué estoy escribiendo esto hoy, lo cierto es que tengo ganas de decirlo. Basta de mancillar al hombre por condiciones de las que el mismo no es culpable.
Aquí lo dice el loco, el maricón, el inmigrante...

viernes, 31 de agosto de 2007

Negro

El color negro quería escuchar. Quería oír aquel sonido que iluminara su ceguera. El color negro quería un punto de luz en su interior. Quería saber de ese punto para poder soñar. Y quería despertar siendo precisamente ese punto.
Quería el cambio definitivo. El color negro quería un sonido en un punto blanco. Quería ese punto sonoro para poderse comunicar con el resto de los colores. El color negro quería el cambio. Quería saber reír.
Reír y ver además. Ver la causa de su absoluta tristeza. Quería ver si llegaba el punto blanco que lo llevara a la esperanza. El color negro quería una oportunidad. Quería correr hacia el sitio en que los colores ruedan sin cesar.
Quería formar parte de la cadena de cinco y ser seis que significaran algo. Pero no sabía ni siquiera del ir y venir. No podía saber ni siquiera donde estaba. El color negro radica donde se encuentra la desesperanza.
Y la desesperanza está en rincones de los que a veces no queremos ni saber, pobre color negro.

jueves, 23 de agosto de 2007

Condenado

La conclusión, es clara y contundente,
lo condenaron por su chifladura
a convivir de nuevo con la gente,
vestido de cordura.

Por construir castillos en el aire
a pleno sol, con nubes de algodón
en un lugar, adonde nunca nadie
pudo llegar usando la razón.

Y por abrir ventanas fabulosas,
llenas de luz, de magia y de color
y convocar al duende de las cosas
que tienen mucho que ver con el amor.

Alberto Cortez

martes, 7 de agosto de 2007

martes, 31 de julio de 2007

Amor vibrante

Mi corazón vibra al ritmo de la luna y el sol. Vibra y le da energía a mi cuerpo que se mueve al son de una danza que me lleva hasta ti. Tu corazón vibra al son del mío, con el sol y la luna también, mi corazón ahora vibra con el tuyo. Fue aquella vez en que dos ruedas decidieron mirar hacia atrás cuando comenzó nuestra danza. Y ya ves cómo han sido las cosas. El mar ha tenido que intervenir y se producen olas que nuestros corazones reciben y devuelven, cada uno para saber del otro. Yo me he tenido que inventar el viento, el destino continental así lo ha requerido. Viento, mar, sol, luna, corazones de bandera de tres colores. Tres colores de ave nacional, de aves nacionales de ojos color del cielo, como los nuestros. Si supieras cuanto se necesita volver a vibrar en cercanías sin pasarelas, si supieras cuanto se necesita a veces oír aquella voz que enamora. Pero tiempo al tiempo, las cosas son cuando tienen que ser. Para eso mi corazón es fuerte y hoy vibra más que nunca. Otros corazones se han unido a la orquesta, algunos que hasta desconozco, pero sé que están ahí, prestos a trenzar el día indicado nuestra trenza de colores, la de nuestros amores. Amor mío, cuanto tiempo, y parece que fue ayer.

lunes, 30 de julio de 2007

Para ti

Te invito a que me saques de la falsa palabra. Solo cuando lo creas oportuno. Te invito a mi palabra para que descubras el ser que veo en ti. Te invito a que vayas por tu mundo a partir de mi palabra. Te invito a mi sueño de palabras para que en él dibujes el tuyo. Y en mi sueño estarás para siempre. Te invito a la luz que un día vi y que a ti pertenece. Te invito a mi lluvia sin querer que la sientas como la estoy sintiendo yo. Te invito a que te alces con cada gota y me ayudes a vencer la nubes que me impiden el arcoiris. Te invito a que caigas al suelo con la corriente y hagas el camino que alguna vez aprendimos. Ayúdame a alcanzar el cielo sin que te caigas de mi mano. Te ayudaré a alcanzar el tuyo sin que por ello tengamos que firmar un compromiso. Dime si me comprendes sin que por ello tengas que sacrificar lo tuyo. Vamos a dar las gracias a quienes sembraron nuestras semillas. Vamos a sentir lo que un día nos hizo llorar para sellar de una vez nuestras cuevas de tinieblas. Vamos a querernos como lo hicimos un día sin remordimientos. Vamos a perdonarnos las distancias, las que hoy nos torturan. Vamos a necesitarnos el uno al otro, para que mañana Dios nos ayude a hacer por lo nuestro.

lunes, 23 de julio de 2007

Dios te bendiga

La presencia de Dios en tu vida es una realidad palpable que no se puede cuestionar.

A estas alturas de tu vida, seria una necedad negar lo contrario.

Si tú haces un recuento de todo lo que te ha sucedido hasta el día de hoy, habrás podido ver que todo ha sido parte de un proceso formativo que Dios ha venido haciendo contigo con el propósito de moldear tu carácter y mostrarte muchas cosas que tú no puedes ver a simple vista.

En todo cuanto has andado en tu vida, ha estado Dios; aún en aquellos momentos en los que no lo tomabas en cuenta.

Todos tus acontecimientos fueron permitidos por Él para hacerte entender muchas cosas.

Ahora lo ves todo más claro…

Ahora llegas a entender por qué Dios permitió aquel acontecimiento que te hizo llorar mucho… que te hizo sufrir… que te hizo entrar en aflicción. Y es que la verdad, era necesario para consumir aquello que no servia en tu interior.

Has podido entender que Dios sí está pendiente de todos tus caminos.

Cada paso que das, Él lo conoce…

Dios sabe perfectamente cuáles son los peligros y amenazas que continuamente te acechan y es por eso que te cierra puertas que tú crees convenientes… es por eso que te pone obstáculos en el camino… es por eso que te niega ciertas cosas, porque Él sabe que más adelante esto seria algo en tu contra; además conoce de qué cosas tienes necesidad aún antes que se la pidas, pero permite que te falten durante un tiempo para enseñarte a depender totalmente de Él y esperar en Su tiempo perfecto.

Hoy has comprobado que nada en tu vida se da por suerte o casualidad.

La suerte o la casualidad no existen para aquellos que le hemos entregado el control de nuestras vidas a Dios.

Dios sabe porqué hace las cosas…

Dios sabe cómo hace las cosas…

Dios sabe cuándo hace las cosas...

Jamás le atribuyas a la suerte lo que te acontezca.

Todo está perfectamente medido por Dios, quien permite situaciones que parecen puras casualidades.

José Alfredo Liévano

jueves, 7 de junio de 2007

El Loro Controlador

Y andando por el bosque mis dos loros y yo, encontramos frontera en el territorio. Era un loro que volaba a extrema velocidad, en un claro con flores multicolores, parecidas a las de navidad. Tan rápido volaba, que el viento no nos permitía entrar a la maravilla natural. De repente veo a mi loro cantar y al otro recitar. De tal manera que la rima no interfería con la sutil melodía. Y ambos elevaron tanto la voz que al parecer asustaron al loro volador. A mis pies cayó el lorito, y parece que se lastimó. Loro cantor desafinó. Y el loro que repite calló. Enseguida tomé el pinganillo y escuché a mi loro recitador. Comencé a recitar bajito y el lorito caído al poco tiempo se levantó. Ya sabía que era un viejo amigo. Era el que en el colegio dirigía los ejercicios. Los tres loros se abrazaron y volvieron a reírse de aquel lorón payasón. Entonces les propuse recoger flores de diferentes matices. Y las trenzamos en un gran lazo de muchísimos colores. Desde entonces cantamos y saltamos en el trabajo, Loro Controlador nos protege y abanica, disfrutando de la música que acaricia. Y cuando aparece el que gime, y se produce el desafine, inmediatamente mi loro saca su lazo y dibuja el espacio con diferentes trazos. Hasta que con música, poesía y colores, despertamos en el que llora... los amores.

miércoles, 6 de junio de 2007

Por quien merece amor

Te molesta mi amor,
mi amor de juventud,
y mi amor es un arte en virtud.

Te molesta mi amor,
mi amor sin antifaz,
y mi amor es un arte de paz.

Te molesta mi amor,
mi amor de humanidad,
y mi amor es un arte en su edad.

Te molesta mi amor,
mi amor de surtidor,
y mi amor es un arte mayor.

Mi amor
es mi prenda encantada,
es mi extensa morada,
es mi espacio sin fin.

Mi amor
no precisa frontera,
como la primavera
no prefiere jardín.

Mi amor
no es amor de mercado,
porque un amor sangrado
no es amor de lucrar.

Mi amor
es todo cuanto tengo,
si lo niego o lo vendo,
¿para qué respirar?

Mi amor
no es amor de uno sólo,
sino alma de todo
lo que urge sanar.

Mi amor
es un amor de abajo
que el devenir me trajo
para hacerlo empinar.

Mi amor,
el más enamorado,
es del más olvidado
en su antiguo dolor.

Mi amor
abre pecho a la muerte
y despeña su suerte
por un tiempo mejor.

Mi amor,
este amor aguerrido,
es un sol encendido
por quien merece amor.

Silvio Rodríguez

martes, 5 de junio de 2007

Escrituras

El Quijote. ¿Cuantos lo habrán leído si se hubiera escrito hoy? Fausto. ¿Lo hubieran recibido bien? Es anónimo el Cantar del mío Cid. Y anónimos son muchos que hoy no llegan a fin de mes.
Ahora no se sabe ni qué escribir, ni para quién. La rueda del azar premia en este mundo a quien más vende y a quien más se ve. Y el que vende tiene que saber bien qué vende y para quién. Quien tiene el don de ser artista hoy, para vender bien tiene que ir moldeándose a los cánones de quienes le compran.
Porque si se le va el pincel y pinta un trazo del pelo de no se quién, puede que lo acusen de no se qué. Todos nacemos artistas, basta con mirar las antiguas fotografías. Si tienes buena memoria, pues ya tienes la historia.
La historia de lo que fuiste. La historia de lo que pudo ser. La historia de cómo se fue moldeando la buena semilla para ser hoy quien no llega a fin de mes. Y te puedes preguntar: ¿Cómo ha podido ser?
Es simple: El mundo es otra cosa, no es lo que pudiera ser. ¿Será así para siempre? Eso es lo que yo quisiera saber.

lunes, 4 de junio de 2007

Gaviota

Corrían los días de a fines de guerra
y había un soldado regresando intacto:
intacto del frío mortal de la tierra,
intacto de flores de horror en su cuarto.

Elevó los ojos, respiró profundo,
la palabra cielo se hizo en su boca
y como si no hubiera más en el mundo
por el firmamento pasó una gaviota.

Gaviota, gaviota, vals del equilibrio,
cadencia increíble, llamada en el hombro.
Gaviota, gaviota, blancura, delirio,
aire, bailarina, gaviota de asombro.

¿A dónde te marchas, canción de la brisa,
tan rápida, tan detenida?
disparo en la sien y metralla en la risa,
gaviota que pasa y se lleva la vida.

Corrían los días de a fines de guerra,
pasó una gaviota volando, volando
lento, como un tiempo de amor que se cierra,
imperio de ala, de cielo y de cuándo.

Gaviota, gaviota, vals del equilibrio,
cadencia increíble, llamada en el hombro.
Gaviota, gaviota, blancura delirio,
aire y bailarina, gaviota de asombro.

Corrían los días de fines de guerra,
pasó una gaviota volando
y el que anduvo intacto rodó por la tierra:
huérfano, desnudo, herido, sangrando.

Silvio Rodríguez

domingo, 3 de junio de 2007

Extraño mar

Tengo un gato de ojo marino. Su ojo me alumbra el oscuro rincón. El gato me lleva a lo mejor de mi mar. Su ojo tiene hasta siete colores, y los utiliza según la necesidad. El gato se me esconde en sitios de insospechada realidad. Al gato a veces le gusta jugar. Se me pone en las piernas, con la cabeza en mi corazón hace que la penumbra espante a la soledad. El gato se escapa, y me lo encuentro jugando con cucarachas que no se atreve a matar. Casi siempre lo dejo, pues el necesita de su libertad. A pesar de ser gato, a él le gusta el azul de mi mar. Sus ojos se llenan de vitalidad. El ojo mira desde la altura y si cae resulta que no llega a sangrar. Después se le olvida y vuelve a subir. El gato se asusta con los truenos de la tempestad. Y observa conmigo el oleaje del furioso mar. Después en silencio nos vamos a acostar. Su ojo cerrado me impide el color. Y yo cierro los míos, acurrucado en la flor. Mi alma se pierde en la mar de otros gatos. Estimulando los sueños que avivan su olor. Y despiertan pensando en el sueño que hubo. Le dan juego a sus dueños. Y estos propagan a lo lejos el color de otros más. Así funciona el viento. Así funciona el mar. Los gatos de Gaia vinieron para soñar.

sábado, 2 de junio de 2007

Tristes señores

El ruiseñor se niega anidar en la jaula, para que la esclavitud no sea el destino de su cría.

Khalil Gibrán


Y hay ruiseñores que han ido de jaula en jaula, de vida en vida, que han terminado sus días sin poder anidar ni sembrar semillas. Hay ruiseñores que solo cantan para alimentar a sus crías, porque de repente se encuentran en jaulas que les nublan la luz del día. Hay ruiseñores que crecen y luego no pueden volar para engendrar nuevas vidas, porque de tanto crecer se encontraron con los barrotes que antes no veían. Todo esto ocurre porque hay señores que atrapan a ruiseñores en suficiente mayoría, los esclavizan, y les hacen creer que el brillo de los barrotes es más importante que las otras crías.

jueves, 31 de mayo de 2007

El Loro Memo

Y el Loro Cantor olvidaba las letras de algunas canciones. Pero un día, caminando por la vida, nos encontramos con un Loro que miraba al infinito y repetía bajito. Mi Loro Cantor se puso muy contento, pues resultaba que lo conocía desde el colegio. Este lorito era el mejor de la clase de historia. Sabía cuanto dato aparecía en los libros que la maestra decía. También era bueno en anatomía, filosofía marxista, y literatura contada por aquellos que conocían en persona hasta al Cid y celebraron con él sus conquistas, además de al Quijote, a los molinos y a Alí Babá y los cuarenta ladrones. Loro Cantor y Loro Memo recordaron con simpatía las travesuras que otro lorón hacía. Y yo, que quería resolver la soledad del Loro Cantor que me daba tanta alegría, y que el pobre sufría tanto por el olvido, le propuse al Loro Memo que se uniera al equipo. Desde entonces Loro Cantor y Loro Memo saltan a la vez, de hombro en hombro, uno al derecho y el otro al revés. Loro Cantor canta conmigo y Loro Memo recita bajito la letra por el pinganillo. Y a la hora de desafinar... de dejar de reír y de mirar a la fuente del gemido... Loro Memo recuerda poesías que en otro tiempo había aprendido y para nada le habían servido. Loro Cantor me pasa el pinganillo, y yo recito hasta que alegramos al sufrido.

martes, 29 de mayo de 2007

Pensando y gimiendo

Y el tiempo con su raro andar me lleva con él sin pedirme permiso. El tiempo y el espacio que necesito poblar me llevan a inesperados encuentros. La urgencia de llegar a tiempo me impide a veces reparar en la posibilidad de un buen encuentro. Pero al mismo tiempo me voy dando cuenta de la necesidad de contar los pasos antes de determinar el lugar del próximo momento. El tiempo, amigo que todo lo cura, y no gana la lucha contra la conservación de lo que debe perdurar. Van pasando los días y voy comprendiendo que lo que el tiempo nunca va a curar son ciertas maneras, que a pesar de ellas puedo soñar. Creo que el tiempo nunca podrá contra una esencia, aunque a veces esa esencia duela a los demás. Es la esencia que provoca el encuentro, para qué la voy a cambiar. El tiempo que lime impurezas y deje aquello que soy, por muy feo que parezca. En estos días vuelven a mi los pensamientos sobre la soledad. Sentirse solo por momentos sólo evoca una tristeza que nada va a remediar. Solo queda confiar en el tiempo, que él y lo demás hagan que lo que noto lejos sienta que conmigo está. La vida rueda para todos, todos los que conozco y me quieren tienen cerca con quien jugar. Y aquí estoy yo pensando, pensando, si esto tendrá final.

lunes, 28 de mayo de 2007

Ejercitando

Juguemos al deporte de la noche. Aprovechemos la selva de las estrellas para olvidar las penas. La oscuridad es propicia para desempolvar las caricias. Da igual el día de la semana, lo importante es ser joven cada mañana. Quitarnos la ropa y dejar que se asomen todos nuestros olores. Cicatrizar cada herida con la sonrisa de la saliva. Poblar los regazos con el calor de nuestros brazos. Y dejar que los ojos iluminen los rostros a nuestro antojo. Continuar el combate con la sorpresa de cada ataque. Apartarnos un rato sintiendo en la piel el roce de cada mano. Murmurar en secreto todo aquello que en la luz callaremos. Y volver al encuentro dejando que brote el sudor sangriento. Viajar hasta adentro para luego alejarnos a la distancia de un beso. Regresar a lo suave, disfrutando vibrantes del color de lo infame. La locura nos lleva a sublimes posturas. Y de nuevo las manos evitan que del cielo caigamos. Apurados nos vamos a encontrar nuestro lago. Y cerramos los ojos al dejarnos caer al abismo de todos. Nuestra piel se estremece al brotar la espiral en el último tramo. Y cada uno respira, como nunca acompañados por nuestra suave brisa. Sonreímos al vernos, cada uno brillando a lo lejos. Y los dedos dibujan, en cada labio, un trazo de la ternura.

domingo, 27 de mayo de 2007

Flexibilidad Gaiana

El tipo de flexibilidad a la que me refiero tiene que ver con la tolerancia y con muchas otras cosas. Cuando el hombre se aleja de su origen natural adquiere una serie de determinadas características. Estas características pueden contaminar la vida humana, pueden ser impurezas. Hay conjuntos de impurezas que tienden a manifestarse conjuntamente en el mismo tipo de circunstancias. Y la inflexibilidad se puede manifestar junto con cualquier impureza, en cualquier circunstancia. La inflexibilidad puede surgir en personas comunes, y en personas sobresalientes. La inflexibilidad puede aparecer en personas ricas y en personas pobres, con independencia del tipo de riqueza. ¿Porqué esta inflexibilidad? Creo puede deberse a cierta necesidad de defender algo que se cree o se siente inseguro, concientemente, o no. Yo no me refiero al espíritu de combate por conseguir por ejemplo, el alimento. Me refiero, por ejemplo, a la necesidad que tienen algunos de combatir determinadas formas de pensar, de ser, o de estar. Con lo fácil que es mirar para otro lado y seguir en la propia corriente, sin interferir en la libertad de los demás. Yo tiendo a pensar ahora mismo que no estoy exento de este problema. Pero creo que Gaia nos hizo libres, y nos quiere libres. La red Gaiana de los humanos funciona mejor siendo flexibles.

sábado, 26 de mayo de 2007

¿Qué eres vida?

¿Qué eres vida?
sino un largo camino
la búsqueda constante
de un destino
que no comprendemos
porque no conocemos

¿Qué eres vida?
sino volar, viajar
pasando de la gris desdicha
a la azul felicidad
del llanto a la brisa
del otoño a la primavera
de la alegría niña
a la adulta pena

¿Qué eres vida?
una veloz sucesión de emociones
que algunas se comprenden
y pocas se conocen
las llevamos dentro
como un sentimiento
o como un tormento
o como un fuego que arde
o un mar abierto

¿Qué eres vida?
una gran incertidumbre
donde el alma sólo de fe se nutre
sólo con la esperanza es amiga
sólo con el amor encuentra
la pasión que alimenta
la sed que mitiga
o una gran pesadumbre

¿Qué eres vida?
algo que no vi
lo todo que se da
lo mucho que perdí
un tanto de bondad
el pasado que ya viví
el motivo que perseguí
para siempre voluntad
o para nada la maldad

¿Qué eres vida?
es un ya que está presente
eres tú que estás ausente
es un instante constante
lo que siento, lo que veo
lo que sufro, lo que creo
lo que amo diariamente
lo que es, para el creyente
tú, yo y mi deseo
mi dolor y mi muerte

Victoria Lucía Aristizábal

jueves, 24 de mayo de 2007

Canon Loral

Dentro de mis muchos universos me inventé el de Los Loros. Y creo que ya mis loros se van mereciendo que ustedes los conozcan. Empecemos por reinventar el cómo los conocí: En el mundo real surgió la necesidad de no pensar. Yo no sabía como lo iba a realizar... Y apareció el loro primigenio: Un loro que vivía de Cantar. A partir de ahí este loro y yo nos hicimos muy buenos compañeros. El canta canciones para mí, se alimenta y yo puedo seguir viviendo, a pesar de lo que veo. Este loro y yo nos levantamos tempranito, intentamos ducharnos en silencio, desayunamos y comenzamos la melodía dándole al botón del ascensor. Y ya descendiendo nos preparamos para observar, cantando. En el trabajo: mis pies en la tierra, los dedos en el teclado, mi pensamiento produciendo y el loro saltando de hombro en hombro, los dos cantando. El canta de todo, sabe que tengo amplias miras como para aceptar cualquier repertorio. Lo que sí me hace sufrir es que desafine, cosa que ocurre cuando ve en la pantalla algo que gime. Y es que las cosas de la rima son así, si yo veo a alguien gemir, pues se acaba el tiempo de reír; y mi loro cantor, como buen afín, pues desafina!!! Así que si oyes un día a un loro desafinar... busca, busca, quizás alguien necesita de tí.

miércoles, 23 de mayo de 2007

Pioneros

El domingo me fui a la sanzala
me puse las alas, me sentí mejor
porque oyendo un cantar de pioneros
me sentí mas lleno de patria y amor.

Fue como regresar a un lugar
donde guardo raíces y luceros
fue como si mi niña cantara

y más me abrazara en aquella canción
fui papá de un pionero de guerra
aquí en esta tierra cantándole al sol.

Silvio Rodríguez

martes, 22 de mayo de 2007

El Botalón de Felipe Barragán

Quisiera hablar de otra cosa, pero no puedo. En la cabeza se reconstruye una y otra vez la matanza. Esta y otras que aparecen como si yo mismo las inventara. Se repiten las escenas...

Fabio Rubiano Orjuela

Los sábados intento pensar en otra cosa, y creo que puedo. En sábados sabáticos me escondo del mundo y por ahora me encierro en la Plaza del Rey, muy cerca del botalón de la alegría. Allí hay una fuente, palomas, chicos y chicas, y otros que llevan a sus perros a encontrarse con otros perritos amigos. Ese día todo el mundo parece jugar. Suelo ir a buscar mi bebida del enemigo a un Rodilla que queda enfrente. Y allí conocí a Felipe, pocas palabras bastaron para que él quisiera compartir su pintura de poesía. Y a mi, que siempre me sorprende gratamente que alguien quiera compartir, me ha llegado bien hondo su obra. Yo los invito a que la vean aquí: Tormenta/Calma.

lunes, 21 de mayo de 2007

El sol no da de beber

Al tibio amparo de la dos catorce
se desnuda mi canción de amor.
Llegaba el día indiscreto y torpe,
y la belleza nos hacia más pobres,
más esclavos de la ronda del reloj.

Así pasaron los momentos pocos,
así pasaba la felicidad
huyendo siempre de miradas de otros y
entretejiendo un universo loco
de caricias, dudas y complicidad.

Toma de mí todo, bébetelo bien,
hay que ayunar al filo del amanecer.
Toma de mi todo y todavía más,
hay que esperar un largo no de claridad.
Toma de mi todo cuanto pueda ser,
el sol no da de beber.

A los tristes amores mal nacidos
y condenados por su rebelión
daré algún día mi canción de amigo
y fundiré mi vino con su vino
sin perder el sueño por la excomunión.

Y a quien me quiera incinerar los versos
argumentando un folio inmemorial
le haré la historia de este sol adverso

que va llorando por el universo

esperando el día en que podrá alumbrar.

Silvio Rodríguez

domingo, 20 de mayo de 2007

Mi arrecife

En el fondo marino pueden haber arrecifes coralinos. En un arrecife el equilibro es un tanto sutil, respecto a otros sistemas que abundan en la superficie. Los organismos digamos que están mas centralizados y el ciclo de alimentación está más restringido en el espacio. Un área pequeña de un arrecife puede mostrar una diversidad asombrosa en comparación con la que se puede encontrar en un entorno terrestre de igual tamaño. Los sonidos en el arrecife se sustituyen por colores. Y por supuesto, todo esto está en mi ignorante imaginación; por lo que debo decir que me imagino que en un arrecife es más fácil encontrar el amor. En el fondo marino la velocidad está un tanto ralentizada respecto a un sitio en que sólo habría que luchar contra el viento. Y esta ralentización permite que gracias al movimiento pausado no se nos pase desapercibida la variedad del color. El pensamiento leve permite llegar a conclusiones más profundas de las que llegaría expuesto a un accidente de velocidad. La conclusión profunda puede llevar más fácilmente a la aceptación de lo que se capta de la realidad coralina. Y entonces aumentan las probabilidades de que ocurra el encuentro. Y yo voy encontrando, en mi arrecife, corales y peces de colores que me abrazan y me hacen soñar. Gracias.

sábado, 19 de mayo de 2007

¿No hay camino?

Cansado de vivir preso de cadenas aparentemente inevitables se preguntaba contínuamente en qué se podría invertir. Oía y oía a los de pelo ya blanco y no conseguía descubrir el secreto de su longevidad. Miraba y miraba vidrieras y escaparates y ningún brillo le parecía de suficiente valor. Gritaba y gritaba, y el eco no devolvía la clave del alivio de su dolor. Torpemente se ponía en sitios en que el grillete resultaba estorbar. Siempre se intentaba disculpar, pero había quien no veía con nitidez su sinceridad. Cambiaba de trenes constantemente, pero ninguno lo llevaba a la estación de la bolsa de segura inversión. Dialogaba y dialogaba, pero algunos temían a su implacable verdad. Se hacía amigos de bibliotecarias, limpiapisos y de guardias de seguridad, al menos estos compartían su sonrisa con humildad. Se burlaba de títulos nobiliarios, sellos de grandeza y de otras patentes que veía a través del cristal. Agradecía contínuamente a quienes lo hacían resonar. Sonreía a los niños y a otros animales de genuina vitalidad. Lloraba y lloraba al tropezar con los peligros que tiene olvidar. Sufría cuando el espejo le devolvía cierta arrogancia fatal. Y sin embargo reía cuando la soberbia no comprendía el origen de su irónica rima. En realidad invertía, invertía..."haciendo camino al andar" ;)

viernes, 18 de mayo de 2007

Planeta Bisolar

under Construction???



A la memoria de mi tía Marta
que me enseñó a escribir la palabra "peo".
A todos los que me hicieron, me hacen,
y me harán sonreír para que no me ponga "feo".

La Luna alquimista se enamo del maestro Solar. Y al día siguiente del equinoccio nació un planeta tropical. Pero enseguida Luna y Maestro decidieron anular su compromiso orbital.
El planeta creció ideando juegos de palabras, para comunicarse con el absurdo mundo de su poeta Magistral. La Luna, a veces lluviosa, enseñaba a su hijo a través del reino de lo musical.
Y apareció un nuevo asteroide que parecía que quería a la Luna de su planeta apartar. El niño se hizo adulto entre desiertos de arenas y de intoleran
cia ante su forma ingenua de volar. No sabía que traía la raíz de un péndulo infernal.
El planeta vivió en el pecado, en la mentira y en la falsa libertad. Estudiaba sin cesar, quería descubrir la cura para un gran mal. El color de sus alas entorpeció su objetivo, y encontró otro camino ideando una forma oculta de pintar. Su nuevo disfraz le permitió subir a un trampolín, desde allí podía volar hacia una supuesta verdad. Pero al saltar "olvidó" despedirse de aquel que le hacía imaginar.
Fuera de la pecera el planeta no sabía nadar. En el nuevo mundo regían nuevas reglas y a él se le dificultaba remar. Veía cosas que no entendía y perdía las maneras destruyendo lo que le costaba alcanzar.
Continuamente abría cajas de Pandora con inocente afán.
Una mañana quiso quitar la máscara de una aparente artista de la maldad. Y el estruendo lo llevó a la irrealidad de su propia tormenta solar. Después sufrió el invierno, que lo sepultaba en nevadas de impotencia total.
Pasó un tiempo, y buscando un sentido, intentó hacer nuevos amigos, pero su torpeza volvió a tropezar con cierta fría humanidad, que lo regresó a vivir su baile de mesianismo fatal. Y después, otra vez, la profundidad azul del oscuro mar. En sus crisis lo ayudaban su Luna, un Hada, familia y gentiles magos, amigos luceros que le evitaban zozobrar.
Y pasaban águilas, palomas, y gaviotas por la costa, las fuentes y el mar...
Un día a su sueño de ciencias le llegó el final, aún no sabe si tuvo que ver la enfermedad. Su Alquimista, después de una era por momentos lacrimal, fue reclamada por otra constelación estelar. Su maestro ya hacía tiempo se había extinguido en la distancia, le faltó el agua de su manantial.
Y el planeta tuvo que enfrentarse a su imaginada soledad.
Resultó que siendo y sintiendo, con el tiempo, había sembrado semillas de verdadera amistad. Las flores de su oasis lo van ayudando a despertar. Va descubriendo el secreto de la comprensión, del perdón y de las llaves del buen amar.
Ahora, en estados de penumbra, inventa primaveras y otoños de colorido inmortal. Se alimenta con aromas del elíxir de la tranquilidad. Aún sueña con su árbol de ciencia filosofal. Y vive extendiendo hilos de arañas de máxima flexibilidad y enlazando estrellas que amen el arte de la sinceridad. Su objetivo es crear, para todos, una red de sólida-aridad.
El planeta lleva por nombre Gaiar. Se maravilla con todo lo natural, especialmente
al ver al sol y a las nubes pactar. Gaiar sabe que entre amigos y supuestos enemigos hay una realidad que lo va haciendo suavizar. Y siempre agradece a todo el que lo hace resonar. Gaiar intenta que su balanza no se aparte del arcoiris de la felicidad. Y desea que todos sean buenos artistas de la mar, o del amar, da igual ;)

jueves, 17 de mayo de 2007

Hoy mi deber

Hoy mi deber era
cantarle a la patria
alzar la bandera
sumarme a la plaza

Hoy era un momento
más bien optimista
un renacimiento
un sol de conquista

Pero tú me faltas,
hace tantos días
que quiero y no puedo
tener alegrías

Pienso en tu cabello
que estalla en mi almohada
y estoy que no puedo
dar otra batalla

Hoy yo que tenía
que cantar a coro
me escondo del día
susurro esto solo

Qué hago tan lejos
dándole motivos
a esta jugarreta
cruel de los sentidos

Tu boca pequeña
dentro de mi beso
conquista, se adueña
no toca receso

Tu cuerpo y mi cuerpo
cantando sudores
sonidos posesos
febriles temblores

Hoy mi deber era
cantarle a la patria
alzar la bandera
sumarme a la plaza

Y creo que acaso
al fin lo he logrado
soñando tu abrazo
volando a tu lado.

Silvio Rodríguez

miércoles, 16 de mayo de 2007

Viaje al centro

El viaje más largo es el que se hace hacia el interior de uno mismo

Hammarskjöld


Quizás el viaje empezó demasiado tarde. Pero tuvo que venir después de otros muchos viajes. Ahora el viaje es al centro de mi universo. Y llevo un tiempo en este viaje que me sorprende y aprendo. Tengo que decir que los agujeros negros sí tienen una salida. Lo que el atravesarlos quizás produzca demasiado vértigo. Pero para llegar al centro de mi galaxia no hay caminos que puedan evadir esos agujeros. Hay estrellas que casi inmediatamente después de rebasarlas explotan y desaparecen. Y hay desechos de satélites artificiales, basura cósmica. No sé que tipo materia habrá en el centro. Quizás no haya ni polvo de estrellas.

martes, 15 de mayo de 2007

Pintores solares

El pintor descubrió un día que bastaba un pincel, varios colores y un lienzo para hacer su vida. Pinceles, colores y lienzos bastaron para hacerlo libre. El pintor era en sus cuadros y transmitía su verdad.
Al pintor solo lo limita su propia creatividad. El diálogo del pintor consiste en el monólogo de su obra a cambio de techo, comida y pinceles, entre otras cosas. Una vez que había encontrado la vía casi perfecta de la comunicación, la limitación de su creatividad no importaba.
A veces expone y dialoga con el mundo real, las voces de sus visitantes llenan de energía su creatividad. La energía se transforma en silencio expresado en el lienzo. El pintor vive su mundo en su obra.
El pintor ofrece su mundo y luego el mundo interpreta su obra a su manera. El pintor sintetiza en colores su visión de mariposas. El pintor no juzga, el pintor alimenta.
Hay pintores sin orejas, pintores poetas, pintores marineros, pintores de orquesta, pintores de prosa, pintores de la ciencia. Pintores con muchos soles.

lunes, 14 de mayo de 2007

Víbora payaso

Quizás debería ser más una serpiente silenciosa, es que a veces soy una serpiente ruidosa. Pues cuando intento picar ya el alimento estaba preparado para contraatacar. Pero de cualquier manera tampoco compensa ser una serpiente silenciosa. Pues mi alimento podría ser la flauta del futuro. Y a veces una flauta alimenta más, aunque sea tocada por casualidad. ¿Y que hay con el payaso cantarín? El payaso cantarín sirve de alimento, aunque no muere cuando alimenta. Ahora pienso en un payaso que no canta, y su maquillaje evoca la tristeza. Su maquillaje enmascara el color de sus ojos, aunque se vean, hay que acercarse mucho para poder ver el color. Y es que está prohibido saltar a la arena del circo. Debe ser para que no se descubra que el payaso cantarín se ríe más que quien se ríe de él. Su apariencia triste enmascara su alegría de vivir. De pueblo en pueblo, de mundo en mundo. Conociendo cualquier sitio y haciendo reír con independencia del entorno, se alimenta, más benignamente que una serpiente. Nadie sabe de su vida, nadie sabe de su oculta tristeza. Nadie comprende su alegría, nadie comprende los motivos de su risa. Es que está y no está en el mundo. El está en la vida, como la víbora. O no.

viernes, 11 de mayo de 2007

Zablanut

Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.

Proverbio Arabe


Dicen que esto es un proverbio árabe, y no me cuesta trabajo creérmelo. Y esta última palabra lleva tilde? Pues tampoco lo sé, pero lo cierto es que lo creo ahora. Y creo que en nuestro idioma la antepenúltima oración debería haber empezado por ¿. Y ya la antepenúltima ha dejado de serlo. ?. Bueno, a veces creo que tengo amigos. A veces los visito con mi frecuencia. A veces me creo amigos que llegan a parecer malas hierbas. Y a veces me hiero con algo que no es una espina. A veces invaden mi camino. Y a veces sólo paso yo. Mundo dinámico y complejo. Felicidad fácil y sin fronteras. Independencia, autonomía. Paciencia, no hay otra ciencia.

jueves, 10 de mayo de 2007

La maza

Si no creyera en la locura
de la garganta del sinsonte
si no creyera que en el monte
se esconde el trino y la pavura

Si no creyera en la balanza
en la razón del equilibrio
si no creyera en el delirio
si no creyera en la esperanza

Si no creyera en lo que agencio
si no creyera en mi camino
si no creyera en mi sonido
si no creyera en mi silencio

Qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera
un amasijo hecho de cuerdas y tendones
un revoltijo de carne con madera
un instrumento sin mejores resplandores
que lucecitas montadas para escena

Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera

Un testaferro del traidor de los aplausos
un servidor de pasado en copa nueva
un eternizador de dioses del ocaso
júbilo hervido con trapo y lentejuela

Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera

Si no creyera en lo más duro
si no creyera en el deseo
si no creyera en lo que creo
si no creyera en algo puro

Si no creyera en cada herida
si no creyera en la que ronde
si no creyera en lo que esconde
hacerse hermano de la vida

Si no creyera en quien me escucha
si no creyera en lo que duele
si no creyera en lo que quede
si no creyera en lo que lucha

Qué cosa fuera
qué cosa fuera la maza sin cantera.

Silvio Rodríguez

miércoles, 9 de mayo de 2007

Motivos de Gaia

El dinero, el dinero... El dinero ha separado al hombre de la tierra, y a cambio el hombre tiene que pagar por pasar por una carretera. El dinero crea grandes empresas y ahora el hombre vende su tiempo para que ellas le den algo de dinero. El dinero del que no supieron los fósiles ahora sirve para comprar velocidades que se alimentan gracias a sus cadáveres. El suceso súbito que creó fósiles puede ser un misterio, lo que no es un misterio es lo que está desapareciendo por culpa de la velocidad con la que se usan los fósiles, promoviendo carreteras y empresas. La separación de la tierra y el mal uso del tiempo están haciendo que el hombre pierda su esencial conocimiento. Dicen que todo comenzó con un gran bang, y puede que todo termine, con uno relativamente pequeño. Algunos saben de donde venimos, otros saben donde estamos, y como sigamos así todos sabemos hacia donde vamos. Es el precio que podría pagar el hombre que se olvidó de caminar. Es el precio por querer multiplicar el tiempo y vivir en la velocidad. Es lo que pasa cuando nos separamos de la tierra y vivimos por sabores inventados. Es lo que ocurre por querer demasiado. Todo por despreciar lo que Gaia nos ha regalado.

martes, 8 de mayo de 2007

Locura de luna

Y los viernes repartían los turrones. Y se desayunaba con vino. La vida sabática había llegado para todos. Los antiguos ganadores del nobel distribuían las recetas para los turrones. Todo el año de vendimia.
Los científicos entre todos lograron olivas para todos los climas. Los príncipes de asturias iban al oriente a aprender árabe. Los premios cervantes jugaban con los niños a las nuevas palabras. Los empresaurios se divertían en entrevistas de trabajo.
Las niñeras de las infantas las llevaban al zoológico a alimentar a las elefantas. El príncipe se casó con su guardaespaldas. Las flores de las reinas y sus fotos se regalaban en calendarios. Gobernaba mi princesa con su tercer ojo en la frente.
Con el oro de moscú se restauró el vaticano. Todas las puertas abiertas sin censura. A los cubanos no les volvió a faltar el papel. Los tiburones de la corriente eran el transporte a miami. De miami venían a bailar a tropicana.
No se supo más de aquel, ni del comic ni del andante. La luna menguaba y crecía, en la misma noche reía.

lunes, 7 de mayo de 2007

El día feliz que está llegando

Se está arrimando un día feliz
como hace un barco tras sus meses.

Se está acercando un día de abril,

un día de abril se va a arrimar

a los finales de noviembre.


Y yo me apego más al mar,
me hermano doble de los peces.

Yo enciendo leña en el hogar

que vio brillar la tempestad

que guía el curso de estos meses.


Se está arrimando un día de sol,

un día de duendes en añejo.

Se acerca un pájaro feroz
zumbando al goce de tu olor:

se acerca un tiempo de conejos.


Y a mí me escarba la ansiedad,

me escarba hondo, acá, en lo blando;

me escarba simple, de escarbar,

como para que se hunda más

el día feliz que está llegando.

Silvio Rodríguez

domingo, 6 de mayo de 2007

Si me hablara la luz

Cuando la luz en palidez se ausenta
por la frontera opuesta del ocaso,
se despiertan olores a fracaso
que el rodar de las horas acrecienta.

La noche es ciega cámara sangrienta
por la que me aventuro paso a paso,
es amargor al fondo de mi vaso
que no resuelve mi aridez sedienta.

La noche en que se absorben los amantes
me ofrece sólo notas discordantes,
no la sonata azul, ni la romanza.

Si esta maldita sombra enmudeciera,
si me hablara la luz, si una tijera
me cercenara la desesperanza...

Francisco Alvarez Hidalgo

sábado, 5 de mayo de 2007

Volando

Volando y volando corro riesgos. Volando olvido y me olvido de que hay cosas que ocurren en la tierra. Volando imagino y me distancio de la realidad de la vida. Volando sueño y puedo pensar que una piedra es en realidad la vida. Volando pienso y me creo que la piedra es sólo ilusión y mentira. Y volando llego a chocar con la piedra y despierto. Aterrizando recupero el sentido y recuerdo que la piedra la puse yo mismo en otra vida. Accidentalmente puse la piedra que me trajo el recuerdo. El recuerdo que indica que volando se puede perder el sentido de la vida. La piedra que indica que volando sin veletas no se le puede indicar a nadie el sentido de su vida. El golpe que devuelve a la ilusión un despertar a la realidad perdida. Mi propia piedra me salva de caer en trampas sin regresos. Mi propia piedra. Y es mejor volar mirando los accidentes de la tierra. Y mirar cantando y contando con aquellos que parecen no darse cuenta. Es mejor volar tendiendo puentes de disculpas sin mentiras. Es mejor volar sabiendo que mi problema es tu problema. Mas vale volar sabiendo que mi prejuicio es tu perjuicio. Y sería bueno volar en señales que indiquen que tu vida me interesa. Y vuelvo a despegar dándole a todos mis gracias sentidas y sinceras.

viernes, 4 de mayo de 2007

Fábula de los tres hermanos

De tres hermanos el más grande se fue
por la vereda a descubrir y a fundar
y para nunca equivocarse o errar
iba despierto y bien atento
a cuanto iba a pisar.

De tanto en esta posición caminar
ya nunca el cuello se le enderezó
y anduvo esclavo ya de la precaución
y se hizo viejo queriendo ir lejos
con su corta visión.

Eeeh, eeeh, eh,
eeeh, eeeh, eh
ojos que no mira
mas allá no ayuda al pie.

Uuuh, uuuh, uh,
uuuh, uuuh, uh
óyeme esto y dime
dime lo que piensas tú.

De tres hermanos el del medio se fue
por la vereda a descubrir y a fundar
y para nunca equivocarse o errar
iba despierto y bien atento
al horizonte igual.

Pero este chico listo no podía ver
la piedra, el hoyo que vencía a su pie
y revolcado siempre se la pasó
y se hizo viejo queriendo ir lejos
adonde no llegó.

Eeeh, eeeh, eh,
eeeh, eeeh, eh
ojo que no mira
mas acá tampoco fue.

Uuuh, uuuh, uh,
uuuh, uuuh, uh
óyeme esto y dime
dime lo que piensas tú.

De tres hermanos el pequeño partió
por la vereda a descubrir y a fundar
y para nunca equivocarse o errar
una pupila llevaba arriba
y la otra en el andar.

Y caminó vereda adentro el que más
ojo en camino y ojo en lo por venir
y cuando vino el tiempo de resumir
ya su mirada estaba extraviada
entre el estar y el ir.

Eeeh, eeeh, eh,
eeeh, eeeh, eh
ojo puesto en todo
ya ni sabe lo que ve.

Uuuh, uuuh, uh,
uuuh, uuuh, uh
óyeme esto y dime
dime lo que piensas tú.

Silvio Rodríguez

jueves, 3 de mayo de 2007

Seríamos más

Soy dueño de mis mañanas, mis atardeceres y de mis noches. Decido mis lentitudes y mis prisas. Quisiera decidir mi vida, como también mi muerte. Intento escoger mis desayunos, mis almuerzos y mis cenas.
Pero no puedo hacer nada por el hambre ni por los excesos. Tampoco puedo decidir por la costa, el llano o la montaña. Pero sí ordeno sobre mis vigilias y mis sueños. También decido mis pensamientos, mis silencios y mis cantares.
Pudiera determinar ser yo mismo y no ser ningún otro. Sería paloma, gavilán o gaviota. Y podría ser el viento, el agua o el fuego.
Si supieras que pudieras ser dueño de tus días y tus oscuridades. Si entenderías que pudieras ir despacio en las prisas y correr en lo estático. Si quisieras vivir tu sueño y matar tus pesadillas. Si te conformaras con lo que pide tu alma para alimentarse...
Entonces ambos pudieramos aplacar el hambre y limitar lo opulento. Seríamos arena, hierba y hielo. Seríamos muchos soñando. Viviríamos en nuestro mundo, en lugar de en el de ellos.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Coincidencias de la vida

Coincidencias de la vida, que sigas pensando en mí
y que yo me recueste y en sueños siga pensando en ti
Coincidencias solamente que tu estés viviendo aquí
pisando la misma tierra y bajo el cielo que me cubre a mi.
Coincidencias de la vida que no sepas nada de mi
y que nunca a mis oídos nadie me hable de ti...
Coincidencias solamente, que al despertar pienses en mi
y que yo al acostarme solo me acuerde de ti.
Coincidencias de esta vida, una que se da en diez mil
que al oír yo tu nombre, se conmueva algo dentro de mi.
Coincidencia es que la belleza, traiga impregnada en si
la fragancia de los bosques, de lavandas y jazmín.
Coincidencia es que la brisa nos bese a ti y a mi
ejecutando con sus violines, una melodía sin fin.
¿Es un misterio o un embrujo, que hayamos nacido aquí
los dos en un mismo mundo afectados por un mismo sentir?
No me despiertes del sueño, que quiero reposar así
siendo los dos ciudadanos, con un mismo camino a seguir.
El viento me traerá tus susurros, y tu voz llegará hasta el confín
y el eco como lobos aullando, diciendo ¡sin ti no puedo vivir!

Libia Beatriz Carciofetti